Por: Trebor Barzola Eufracio

Que cruel es el destino con las buenas personas, sin embargo es parte de la vida; en pleno auge de su vida dejo de existir don Víctor López Torres tenaz dirigente deportivo pasqueño, no fue el COBID 19 que lo desapareció de su querido Cerro de Pasco, fue un fatal accidente en los peldaños de su morada que lo cegó la vida; esto dejó conmovidos a sus 10 hermanos, demás familiares y amigos cerro pasqueños vecinos de la calle Lima y del barrio de Uliachin, lugar de su niñez y adolescencia; fue ahí donde juntamente con sus camaradas de barrio fundó aquel Club Deportivo Cultural Sport Boys de Uliachin en la década los 60; pues como intrépido joven se aferró a la práctica del futbol, destacando como dirigente deportivo, pues pasó por todos los cargos en el Liga Matriz de Chaupimarca, Liga Provincial de futbol de Pasco y de la otrora Federación Departamental de Futbol de Pasco en la gestión del recordado Ing. Santiago Mucha Villegas durante el periodo 2001 – 2004, donde fue un riguroso Tesorero, para culminar su dirigencia a la llegada accidental de la señora Cirila Paitan Suarez.

Don Víctor pese sus 73 años de existencia se mantenía lucido, incluso nosotros sus amigos que lo frecuentábamos no imaginábamos la edad que tenía, pues parecía contar con unos 55 a 60 años, a su muerte nos quedamos sorprendidos por la edad que tenía; pues junto a el resistimos los casi 4 meses de cuarentena por el corona virus, pues por las tardes recorríamos las calles vacías del Cerro de Pasco evadiendo el aburrimiento; su buen sentido del humor hacía ameno nuestras caminatas; en nuestras platicas nos contó que muy joven quedó  huérfano de madre, como mayor de 11 hermanos tuvo que asumir la crianza de sus hermanos menores al lado de su abnegado padre (QEPD); quienes con el oficio de la carpintería lograron educar a todos los hermanos López Torres, ahora todos convertidos en buenos profesionales.

Fue triste la partida de nuestro querido “Pitin” como cariñosamente lo llamábamos; dos de sus hermanos, entre ellos el CPC Pedro López Torres y el reconocido abogado Grover López Torres compungidos lo acudieron en todos los actos fúnebres, como los velatorios y en el traslado a su última morada, el resto de los hermanos radican en otras latitudes; todos sus amigos y familiares lo acompañaron al cementerio general del Cerro de Pasco, protegidos con sus respectivas mascarillas al compás de huaynos y mulisas pasqueñas. HASTA SIEMPRE QUERIDO AMIGO “PITIN”; QEPD.