Por: Trebor Barzola Eufracio     Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

Definitivamente esta pandemia que nos tiene alarmados cambiará radicalmente el accionar del futbol en general; en lo que respecta al futbol domestico de Pasco la situación es incierta; cuando recién los clubes pasqueños se sacudían del efecto “Vigencia de Poder” y a duras penas algunas ligas habían iniciado con sus campeonatos y otros recién programaban el arranque futbolístico; nos sacudió intempestivamente la cuarentena del maldito coronavirus; dejó todo sin tiempo ni espacio; ahora no sabemos a qué puerto arribaremos; si de aquí pasado algunos meses pueda retornar el futbol macho, téngalo por seguro que será muy diferente y atípico; incluso la copa Perú perderá protagonismo, hasta podría desaparecer; ojala nos equivoquemos.

Ahora bien, estos males que nos agobian quizá puedan dar en el clavo la frase, “No hay mal que por bien no venga”, pues sería necesario que durante esta cuarentena recapacitaran los amos y señores del futbol, (LDFP – LPFP) que por años hacen y deshacen en la organización del futbol en Pasco; estos señores ya cumplieron su ciclo, mal que bien ya tuvieron el poder, por años hicieron todo lo que su capacidad pudo; “nada dura para siempre, todo tiene su final”; además nadie es imprescindible; por humanidad que no se enquisten en el poder, pues sería peor que el coronavirus.

Es tiempo de hacer un cambio radical en la dirigencia del futbol en Pasco, se necesita una total reorganización; todo está en las manos de los propios presidentes de las 25 ligas distritales; los dirigentes en función tienen entregar la posta a otras generaciones de nuevos bríos y esperanzas; lo mismo tendría que hacerse en las ligas de Daniel A. Carrión y Oxapampa.

El porqué de nuestra reacción; para muestra un botón, en la provincia de Daniel A. Carrión un solo individuo ostenta el cargo de presidente de la Liga Provincial de Futbol de Daniel Carrión por 27 años; se trata del cacique Juan García Encarnación, a este sujeto lo mantienen en el cargo por más de un cuarto de siglo, para que en periodo de elecciones re, re, re elija a la jefa, para eso es lo único que sirve; continuaremos con más detalles, atentos a la jugada.